10 dic. 2017

HORARIOS PARA LAS FIESTAS DE NAVIDAD


SEGUNDO DOMINGO DE ADVIENTO

La venida de Cristo exige una continua conversión. El tiempo del Adviento, es una llamada a la conversión para preparar los caminos del Señor y acoger al Señor que viene. El Señor ya no quiere nacer en una cueva, el Señor quiere nacer, ahora, en cada uno de los corazones de los hombres.

El encendido de la segunda vela nos acerca a la fiesta del Nacimiento de nuestro Señor Jesucristo en Belén y en cada uno de nuestros corazones. 


8 dic. 2017

EL PRIVILIGIO ESPAÑOL POR LA INMACULADA

En 1760, el papa Clemente XIII (el mismo que suprimió a los jesuitas) proclamó a la Inmaculada como “Patrona Universal de los Reinos de España e Indias”, mediante la bula Quantum Ornamenti.
Carlos III instauró en 1771 la Orden que lleva su nombre y la puso bajo la advocación de la Inmaculada Concepción, de la que el monarca era devoto en agradecimiento al nacimiento del primer hijo del príncipe de Asturias. El color de la vestimenta de la Orden es el azul y las insignias (medallas y placas) llevan un grabado de la Inmaculada. Entre los deberes de los caballeros estaban su compromiso de defender el Misterio de la Inmaculada y comulgar en el día de esta fiesta o en su víspera. Estas obligaciones espirituales se suprimieron en 1847, cuando se reservó para premiar servicios al Estado.
El esfuerzo español tuvo su recompensa y el papa Pío IX proclamó el dogma de la Inmaculada Concepción mediante la bula Ineffabilis Deus. En ella no se mencionaba a España, pero el pontífice dio muestras de agradecimiento en los años siguientes. Por ejemplo, el 8 de diciembre de 1857, en la inauguración de un monumento a la Inmaculada en la Plaza de España, donde se halla la embajada española desde hace siglos, al bendecir la imagen, Pío IX declaró:
“Fue España la nación que trabajó más que ninguna otra para que amaneciera el día de la proclamación del dogma de la Inmaculada Concepción de la Virgen María”.
En 1864, el mismo papa concedió el “privilegio español”. Aunque el tiempo litúrgico es el Adviento y a éste corresponde el color morado, que indica penitencia y el deseo por encontrar a Jesús, con la excepción del tercer domingo, en que se permiten ornamentos rosas, los sacerdotes en España y sus antiguas provincias de Ultramar podrán oficiar vestidos de azul (el color de la Virgen, tal como se aprecia en infinidad de cuadros), en la fiesta de la Inmaculada y en su octava (los ocho días posteriores). También podrán usar vestiduras azules en todos los sábados en que se permitan las misas votivas de la Santísima Virgen.
Desde entonces, los españoles han seguido dando muestras de su acendrado carácter mariano. En 1892, la Inmaculada se convirtió en patrona del Arma de Infantería española debido al milagro de Empel, ocurrido en Flandes en 1585.
En su primera visita a España, Juan Pablo II alabó el compromiso de los españoles con la Virgen María:
“El amor Mariano ha sido en vuestra historia fermento de catolicidad; y ha impulsado a las gentes de España a una devoción firme y a la defensa intrépida de la grandeza de María, sobre todo en su Inmaculada Concepción”.
Pedro Fernández Barbadillo

SOLEMNIDAD DE LA INMACULADA CONCEPCIÓN DE LA VIRGEN MARÍA

"El relato de la Anunciación que nos propone el Evangelio de la Misa de la solemnidad de la Inmaculada Concepción, pone en el centro de nuestra mirada la figura de la Madre, que encarna como nadie la esperanza cristiana en este tiempo de Adviento.






Dios nos supera y nos sorprende en la grandeza de su Madre, concebida sin pecado. También ella se vio sorprendida por el anuncio del ángel en su casa de Nazaret. Pero su respuesta es luz y estímulo para la nuestra. Ella responde con un  incondicional a la voluntad del Altísimo, al deseo eterno de Dios de hacerse uno de nosotros para nuestra redención. Aquel  de la Inmaculada hace presente al Salvador del mundo. María acoge y engendra a Cristo para entregarlo al mundo, cumpliendo plenamente su vocación y misión.

Santa María, en el misterio de su Inmaculada Concepción, nos llama también a vencer el pecado, el mal y la muerte. Ella nos enseña a abandonarnos en las manos de Dios, y es entonces, y sólo entonces, cuando encontramos la auténtica libertad. Ésa es la ruta que nos marca la Virgen Inmaculada: estar totalmente en Dios, para situarse con cercanía solicita junto a toda la Humanidad."
Carlos Escribano Subías


 

6 dic. 2017

GOZOS A LA INMACULADA CONCEPCIÓN

¡Salve, salve, cantaban, María
que más pura que Tú, sólo Dios!
Y en el cielo una voz repetía:
más que Tú, sólo Dios, sólo Dios.

Con torrentes de luz que te inundan,
los Arcángeles besan tus pies.
Las estrellas tu frente circundan
y hasta Dios complacido te ve.
Pues llamándote pura y sin mancha,
de rodillas los mundos están,
y tu espíritu arroba y ensancha tanta fe, 
tanto amor, tanto afán.






¡Salve, salve, cantaban, María
que más pura que Tú, sólo Dios!
Y en el cielo una voz repetía:
más que Tú, sólo Dios, sólo Dios.


¡Ay, bendito el Señor! que en la tierra 
pura y limpia te pudo formar,
como forma el diamante la sierra,
como cuaja las perlas el mar.
Y al mirarte entre el ser y la nada,
modelando tu cuerpo exclamó:
"desde el vientre será Inmaculada                            
si del suyo nacer debo Yo".

3 dic. 2017

PRIMER DOMINGO DE ADVIENTO

Iniciamos la andadura de un nuevo Año Litúrgico, donde Jesús nos pone en alerta sobre la necesidad de vivir siempre en vela, esperando que Él venga en cualquier momento.

Adviento es como ese reloj que ponemos en marcha, que impulsa y despierta. Es un tiempo de despertar con alegría que nos invita a velar, a permanecer vivos, activos, comprometidos, con un rumbo claro.

Que esta primera vela que prendemos nos impulse a caminar por la senda del la búsqueda y el encuentro, de la sencillez, del desprendimiento. Pongamos el reloj de la oración y del compromiso en marcha. Es tiempo de conversión y esperanza.

1 dic. 2017

TIEMPO DE ADVIENTO EN NUESTRAS ALDEAS

Posadilla
Ojuelos Altos














La Cardenchosa - Los Morenos
Los Pánchez











Navalcuervo
Alcornocal

28 nov. 2017

TRIDUO DE SANTA BÁRBARA EN OJUELOS ALTOS


Sábado 2 de diciembre:
18:45 horas Exposición del Santísimo. 
19:30 horas Rezo del Triduo y Santa Misa.

Domingo 3 de diciembre: 
9:30 horas Desayuno con chocolate y churros en el salón parroquial.
12:00 horas Procesión por las calles de la aldea con la imagen bendita de Santa Bárbara.
13:00 horas rezo del triduo y Santa Misa.

Lunes 4 de diciembre:
18:25 horas Exposición del Santísimo.
19:00 horas Rezo del Triduo y Santa Misa solemne de Santa Bárbara.

26 nov. 2017

NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO, REY DEL UNIVERSO


Con la solemnidad de Cristo Rey del Universo llegamos al último domingo del tiempo ordinario, y con ella se quiere expresar el sentido de consumación del plan de Dios. Nos preparamos, a partir de ahora, para las fiestas de la Navidad con el Tiempo de Adviento.


Al celebrar que Jesús es Rey, debemos entender que no es como los “reyes” de nuestro mundo. No es un rey poderoso con un gran ejército, ni tiene mano dura. Su trono fue una Cruz, desde la que quiso salvar a toda la humanidad. 
Que este domingo descubramos que el Rey de Reyes viene para implantar verdad, justicia, amor, perdón y vida plena. Que sepamos ser reflejo de Dios en medio de este mundo.


2 nov. 2017

CONMEMORACIÓN DE LOS FIELES DIFUNTOS

El día que conmemora los Difuntos hace converger nuestros pensamientos hacia aquéllos que, dejado este mundo, esperan alcanzar en la expiación la plenitud de amor que pide la unión con Dios.



No llores si me amas...
Si conocieras el don de Dios y lo que es el cielo...
Si pudieras oír el cántico de los ángeles y verme en medio de ellos...
Si por un instante pudieras contemplar como yo la belleza ante la cual las bellezas palidecen...
Créeme.
Cuando llegue el día que Dios ha fijado y conoce, y tu alma venga a este cielo en el que te ha precedido la mía...
Ese día volverás a verme...
Sentirás que te sigo amando, que te amé y encontrarás mi corazón con todas sus ternuras purificadas.
Volverás a verme en transfiguración, en éxtasis, feliz...
Ya no esperando la muerte, sino avanzando contigo, que te llevaré de la mano por los senderos nuevos de luz y de vida. Enjuga tu llanto y no llores si me amas.

San Agustín